Consejos para reanudar el ejercicio físico sin lesiones - Bindti
334
post-template-default,single,single-post,postid-334,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Consejos para reanudar el ejercicio físico sin lesiones

Te vamos a contar 6 recomendaciones para volver a la actividad física evitando lesiones:

APLICAR GRADUAL Y PROGRESIVAMENTE TENSIÓN A LAS ARTICULACIONES Y A LAS ESTRUCTURAS MUSCULARES

Comience lentamente, el cuerpo humano se adaptará bien siempre y cuando el estrés aplicado sea razonable y gradual, sea paciente con su cuerpo, y entonces podrá aumentar la duración y frecuencia de acuerdo a sus objetivos.

HIDRATAR BIEN

¡Una buena hidratación es esencial para el ejercicio! Durante el ejercicio, el cuerpo se deshidrata rápidamente a medida que pierde agua a través de una mayor ventilación (respiración) y sudoración. Para prevenir parcialmente la deshidratación, es aconsejable beber antes de la actividad física, con frecuencia durante el ejercicio y durante la fase de recuperación.

TENER UNA FORMACIÓN ADAPTADA PARA USTED

¡Cada persona es única! Es importante que se respete a sí mismo en su programa de entrenamiento. Consulte a un kinesiólogo que puede guiarle a través de su programa de ejercicios y maximizar sus resultados con total seguridad. El kinesiólogo es un profesional de la salud, experto en actividad física, que utiliza el movimiento con fines de prevención, tratamiento y rendimiento.

ESCUCHE A SU CUERPO

La carga de entrenamiento debe adaptarse a tu ritmo de vida. Incluso la actividad física ligera, si es regular, ayuda a reducir los efectos del estrés y la fatiga mental. Imponer una actividad física rigurosa en un cuerpo debilitado puede agravar los síntomas de fatiga, lesiones y acabar visitando una clínica de fisioterapia. Cualquier cicatrización muscular se ve reforzada por la capacidad de escuchar sus señales y aceptarlas con paciencia.

VARIAR LOS EJERCICIOS

Cambiar el programa de entrenamiento cada 4 a 6 semanas es beneficioso, tanto para los músculos que tendrán que adaptarse a un nuevo estrés, como para la motivación al romper la rutina.

Para mantener el progreso, es posible hacerlo:

  • Cambiar los programas de entrenamiento para trabajar los músculos de manera diferente.
  • Variar la carga y/o intensidad de los ejercicios.
  • Variar el número de series, repeticiones y ejercicios en una sesión.
  • Variar la frecuencia y/o duración de la sesión de entrenamiento.
  • Variar el tiempo de reposo entre series.

 

ENCONTRAR UNA ACTIVIDAD SOSTENIBLE Y AGRADABLE

La actividad física es, por definición, una actividad que requiere un gasto energético. Ya sea que se trate de bailar, caminar, entrenar o reanudar un deporte, es importante identificar una forma de actividad en la que te diviertes para maximizar tu motivación y, por lo tanto, tus resultados. Es más probable que seamos diligentes y mantengamos una actividad en la que nos divirtamos a largo plazo!



Zamonier | Seo Consultant